Adaptándome a Londres

Poco a poco me voy acostumbrando a la vida en Londres. Para hacer el camino habitual ya no tengo que mirar los carteles del metro, mi cabeza simplemente sabe hacia dónde tengo que ir. Los autobuses me resultan algo más complicados porque si te equivocas nunca sabes dónde acabarás o si sabrás volver (las paradas de un sentido y otro no siempre están en la misma calle), no son como el metro que traza una línea y si te eliges el sentido contrario siempre puedes cambiar de andén. Aún así poco a poco voy dejando atrás el miedo. Recuerdo lo asustada que estaba mi primer día de academia y ahora sonrío cada vez que entra un nuevo estudiante, casi puedo ver a mi yo de hace unas semanas en sus caras, además, ahora tengo la suficiente seguridad para pedir ayuda o preguntar cualquier cosa si lo necesito. Si quieres que te entiendan o si quieren entenderte, lo harán, y créeme, siempre habrá alguien que hable peor inglés que tú.

He estado buscando información y la mayoría de la gente coincide en que aprender inglés en una academia es una pérdida de dinero ya que por ese mismo precio puedes tomarte decenas de cervezas con tus amigos practicando el inglés (y es que os sorprendería lo horriblemente cara que es esta ciudad). A pesar de eso, yo me he apuntando (de momento) un mes a una academia para refrescar y aprender de forma correcta la gramática (el vocabulario si es algo que es más fácil aprender por tu cuenta o que adquieres hablando con otras personas), pero sobre todo para conocer gente. Lo bueno es que Londres está repleto de estudiantes extranjeros que buscan exactamente lo mismo que yo: aprender inglés y hacer planes; lo malo es que hay demasiados españoles y no quisiera caer en el error de juntarme con muchos de ellos porque el español ya lo tengo muy visto. He encontrado también información sobre libros de vocabulario y gramática con los que puedes aprender inglés por tu cuenta, o al menos para sacarte el First Certificate, así que voy a probarlo, aunque es necesario ponerse en serio y ser constante.

Espero no tardar mucho en encontrar trabajo. Aún no he empezado la búsqueda porque primero tengo que confeccionar mi curriculum, con el que por cierto tengo una pelea constante. Yo, como casi todo el mundo, hago uso continuo de Google para consultar casi cualquier cosa, así que lo hice también para orientarme acerca de qué debía incluir un CV en inglés, qué expresiones utilizar, etc., pero en cada página aparecen diferentes indicaciones, por lo que muy probablemente acabe cogiendo un poco de aquí y de allá y con el tiempo lo iré perfeccionando. De momento me haré uno para trabajos poco cualificados donde mi inglés no sea un inconveniente y otro orientando a Marketing puesto que necesito realizar unas prácticas externas en una empresa para superar el Master. De momento tengo esperanzas y ganas de probarme a mí misma, veremos si consigo lo que quiero y teniendo ingresos puedo mudarme a alguna habitación (ahora vivo en casa de mi tía) para sentirme más independiente.

Tengo muchísimas ganas de conocer a fondo esta ciudad, de disfrutar de cada posibilidad que ofrece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>