En la mismísima sombra del viento

Me sentía como una elegante vagabunda recorriendo las calles de Madrid cuando el sol ya hacía tiempo que dormía y en cada nueva calle el volumen del silencio iba siendo más alto. Digo elegante porque me había puesto un sencillo vestido negro de encaje y unos zapatos para ir al teatro, a pesar de que había ido sola. En realidad no me importaba ir sola al teatro, casi hasta lo prefería antes que obligar a cualquier amigo a tener que ejercer de acompañante para tener que oír sus quejas dos horas más tarde al salir de la representación. Me atrevo a decir incluso que me gustaba, era la prueba de que estaba haciendo algo que me hacía feliz, y lo sé porque no necesitaba a nadie a mi lado que corroborase que estaba bien lo que hacía.

Sin embargo, la felicidad siempre se mezclaba con la incomprensión al terminar la obra, y como resultado aparecía la amargura para obligarme a caminar sin rumbo mientras una maraña de pensamientos aparecía en mi cabeza. ¿Sabes cuando sacas los auriculares del bolsillo y están tan enrollados entre sí que para cuando consigues desliarlos prácticamente has llegado a la parada de metro donde tienes que bajarte? Pues más o menos así se encontraban mis pensamientos.

Y entre tanto silencio apareció una voz abrazada a las cuerdas de una guitarra. Mis pies avanzaron hacia la voz mientras mi cabeza hacía ya tiempo que se encontraba al otro lado del parque imaginando unas manos entrando en calor acariciando hilos de acero en mitad del mes de noviembre.

Cuando me encontraba a pocos metros, el chico me regaló una frase: “Si me echas de menos búscame en todo soplo de aire fresco, en cualquier ráfaga de versos, en un efímero suspiro, tras un vendaval de sueños. En lo alto del camino, en la mismísima sombra del viento.” Y tenía razón, nunca tuve que volver a echarlo de menos, desde entonces encuentro la felicidad en la sombra del viento, que llega a mis oídos en forma de melodía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>