Sobre ti

No sé si te lo han dicho alguna vez, pero eres una persona única. Cada uno de nosotros somos diferentes, por mucho que te parezcas a un amigo, a tus padres, a tus hermanos, a un famoso; o por mucho que compartas gustos o creencias con un grupo, una cultura, una sociedad, un partido político… Cada átomo de tu cuerpo es distinto al de cualquier otra persona.

Quizá no seas la persona más alta, guapa, inteligente, rica, divertida, cariñosa, fuerte, sociable… del planeta, pero es que eso no es lo más importante. Lo más importante es que eres tú, y que la gente que de verdad te quiere lo hace precisamente por eso, por cómo eres TÚ.

Nunca te permitas tener interés en alguien por lo que tiene (las cosas materiales se pueden perder en un segundo), fíjate sólo en cómo es. Y al revés, tienes que esforzarte para que lo que recibas de los demás sea por tu forma de ser, cuando eso pasa es realmente gratificante, te llenará como pocas cosas lo hacen, y lo mejor, te querrás más (te sentirás orgulloso y seguro de quién eres).

Las personas tenemos tanto bondad como maldad, la diferencia es hacia qué lado quieras inclinar la balanza (joder, qué frase más ingeniosa y original esta de la balanza, me la apunto). Esto, como la belleza, puede resultar en ocasiones subjetivo (lo que para uno es bueno, para otro es malo, y viceversa). Lo que quiero pedirte, dado que en ti mismo y tus actos solo mandas tú, es que ya seas alto o bajo, guapo o feo, extrovertido o introvertido, serio o risueño… te decantes por el lado bondadoso. Elige, o intenta elegir siempre ser mejor persona.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>